Ella.



    Ella, que era tan frágil como un cristal, tan suave como la seda era su piel, era un persona muy tímida pero con una sonrisa que era capaz de paralizar al mundo entero cada vez que ella sonreía, esa sonrisa de la que él tan locamente se enamoró. No dejó de intentarlo y al fin, consiguió conocer quien era aquella chica con la sonrisa más bonita que había visto en su vida, y lo descubrió. La enamoró, tanto como para que fuera ella misma, no era la chica perfecta, pero para él si que lo era. Era tan simple y tan diferente al resto del mundo que por eso era tan especial, era ella, "su pequeña". Lo que nunca pudo entender era como no nadie se había atrevido simplemente molestado en conocer a aquella chica solitaria que era tan increíble solo porque era tímida, él lo había hecho y con ello había descubierto a la mujer perfecta.

8 comentarios:

Ángela dijo...

Que texto tan bonito Ana! Tus posts siempre están llenos de la mejor energía posible y me encantan.
Mil besos -Ángela
http://nubesd.blogspot.com.es/

María dijo...

que texto tan precioso♥ me enamora
es simplemente perfecto
un ¡¡besazo!!
http://simplementenomedespiertes.blogspot.com.es/

¿Me abrazas? Lola dijo...

Y es que a veces pienso... ¿que es lo que esconde la timidez?... es tan atrayente, tan misteriosa... tan no se que... que te deja pendiente, etiquetada, como quien mira algo, expectante a descubrir lo que nadie mas a visto... ¿Quien no intentaría llegar donde nadie a llegado?... A los años que vengo a comentarte, seguramente ya ni me recuerdas... jejejeje... como si me conocieras realmente...

Tontorrona dijo...

A veces no damos la oportunidad a mucha gente, que en verdad se merecen a alguien que les quiera. A veces el ser humano ve a una persona por fuera y la trata de "rara" o "extraña", y si se atreviera a conocerla bien seguro que dentro de esa persona habría algo increíble.
Besos! :)

X dijo...

Bueno, cuando uno se enamora tiende a pensar que esa otra persona es maravillosa y perfecta, y no entiende que otros no se dieran cuenta antes. La respuesta es bien sencilla: es nuestro amor por esa persona lo que la convierte en maravillosa y perfecta. Nadie lo es para todo el mundo. Cada persona tiene a su propia persona maravillosa y perfecta. :-)

http://atlantis2050.blogspot.com

Estela Granados Barrero dijo...

Ana estoy enamoradisima de tu blog enserio, es increíble *___*

Kenya G.A dijo...

wow, me gusto tu pequeña historia, tengo una duda eres tu la chica solitaria?

Laura. dijo...

Ana, tus textos tienen algo que me atrapan. Ya te lo he dicho miles de veces pero ya sean 4 líneas como 1234567, tus textos siempre serán maravillosos.

Como ha dicho X, es nuestro amor quien hace a una persona perfecta y maravillosa. Cada uno de nosotros tenemos algo dentro nuestro que de alguna manera pertenece a otra persona y hasta que no nos encuentran no lo sacamos al exterior.

Pues eso, genial como siempre
*besos
rellenos de
felicidad*