De nuevo.


Aquí estoy de nuevo, esperando que vuelvas, que llegues, que estés de nuevo a mi lado. Que me abraces fuerte, que no me vuelvas a soltar, que nunca más te vuelvas a ir. Mientras espero, sólo me quedan lágrimas desperdiciadas que limpian mis recuerdos, que se deslizan lentamente por mi cara. Aquí estoy, en una cama solitaria, vacía, a la que le faltas tú, tu calor, tus sonrisas, que ahora solo le quedan recuerdos de aquellas tardes, en las que las horas pasaban como segundos, con esos rápidos ‘tic tac’ del reloj, en los que veíamos como el sol iba desapareciendo lentamente y las estrellas comenzaban a brillar.
Yo seguiré esperando por si decides volver, sabes que aquí me encontrarás. Pero cuidado, el tiempo juega en tu contra de nuevo, algún día me cansaré y no sabrás a donde me iré.


+Contestaré a vuestros comentarios en cuanto pueda, muchas gracias por vuestra paciencia conmigo :)

6 comentarios:

Pain and suffering dijo...

Me gustó ana :)
No siempre hay que dejarle todo en bandeja a los chicos.. en el momento menos pensado se marchan y te dejan rota, te lo digo como consejo!

un beso :) <3

Tontorrona dijo...

Ana, casi me haces llorar... Es idéntico por lo que estoy pasando y buf.. te entiendo mucho :)
Hace demasiado que no me paso por tu blog, pero veo que sigue igual de genial :)
Besos :)

Natalia dijo...

la ultima frase me gusto por mas qe querramos a alguien no lo podemos esperar toda la vida.

Ángela dijo...

Me gusta tu blog, preciosa entrada.
Te sigo, un beso desde:
http://nubesd.blogspot.com.es/

aLucinada dijo...

Muy bonito el texto, me he sentido bastante identificada.
Tu blog es precioso, así que te sigo.
Me gustaría que te pasaras por el mío un día.
Saludos :D

Tontorrona dijo...

Gracias por pasarte Ana :)
Besos!