Tiempo y calma.

El café se enfría tan rápido como mi corazón, el pitillo se consume como mis ganas de hablar, de gritar, de discutir, el humo se disipa entre el aire frío y congelado de noviembre.Un mes que tiene un significado especial. Las calles se vacían cada tarde al hacerse de noche, sólo quedo yo, paseando como un alma sin rumbo, sin camino.Como un alma sin vida. Un café en una vieja cafetería de la ciudad en la que la luna fue testigo de tantas cosas a tu lado, en el que las estrellas guiaban nuestro camino de vuelta, en donde el sol daba los buenos días al amanecer sin portestar, unas calles vacias ya por esas altas horas de la mañana pero que pronto se llenarían por todas esas personas que van absortas en sus problemas sin darse cuenta del mundo real.Ahora el tiempo ha pasado, y ni tú, ni yo somos iguales. Pero mientras tanto, por si algún día decides volver, te seguiré esperando en la misma cafetería del centro donde cada tarde por costumbre teniamos que estar allí.

P.D: Estaré un poco ausente durante un tiempo, pero es que ahora tengo que estar centrada en mis estudios de último año de instituto. Así que hasta que pueda volver y muchas gracias :)

5 comentarios:

Ainoa 13♥ dijo...

Me ha gustado la entrada:) que vayan bien los estudios!

Había unha vez. dijo...

Que bonito el texto :)
La música del blog también me gusta mucho, me quedo por aquí si me lo permites :)

Kenya G.A dijo...

que triste, yo igual estoy esperando, igual estoy extrañando

X dijo...

Vaya, me alegra leerte de nuevo, aunque sea un visto y no visto. :-)

atlantis2050.blogspot.com

X dijo...

Como no hay entrada nueva, me paso solo para decir que con motivo del 5º aniversario de mi blog he hecho un concurso de acertijos musicales, quizá te apetezca echar un vistazo. Click aquí. ;-)